Saltar al contenido
Cachimba-Shisha

Cómo limpiar una cachimba

Limpiar la cachimba es una tarea muy importante a realizar cada vez que hacemos uso de ella y es algo que debe saber hacer todo el mundo que tenga una en casa.

El correcto funcionamiento de la cachimba a lo largo del tiempo depende en gran parte de la correcta limpieza que le realicemos a nuestra cachimba, puesto que esta evitará que la cachimba pueda oxidarse y que mantenga su buen sabor a lo largo del tiempo.

Te explicaremos cómo limpiar tu cachimba paso a paso y por partes, de modo que antes de empezar con la limpieza hay que desmontar por completo nuestra shisha.

Debemos realizar este paso con cuidado para evitar que se dañe alguna parte de la cachimba.

Cómo limpiar la manguera de la cachimba

Coge la manguera por la boquilla y sopla con fuerza durante unos segundos para eliminar los posibles restos que puedan quedar dentro, así como el humo sucio residual dentro de la manguera. Esto es recomendable realizarlo cada vez que se haga uso de la cachimba.

En el caso de que la manguera sea lavable porque este fabricada de un determinado material que lo permita y no lo deteriores en el caso de ser mojada, entonces limpiala bien en profundidad con agua. Nada de utilizar productos de limpieza o jabón, únicamente agua.

Para este procedimiento vierte agua por uno de los extremos de la manguera y permite que salga por el extremo opuesto durante varias ocasiones.

Después debes colgarla desde un extremo o del centro de modo que permita expulsar todo el agua en su interior y secarse bien. Nunca dejar secar de forma enrrollada, como aparece en la imagen, ya que de esta forma no se secará adecuadamente.

como limpiar cachimba

En el caso de que tu manguera no permita ser limpiada con agua, como hemos dicho anteriormente, debes soplar con fuerza a través de ella.

Para evitar que se acumule suciedad en las paredes, puedes doblarla y golpearla con cuidado para así conseguir que se despegue la suciedad adherida a las paredes y posteriormente ser expulsada al soplar.

Cómo limpiar el cuerpo de la cachimba

Al igual que para limpiar la manguera, para limpiar el mástil de la shisha usaremos únicamente agua. Para ello debes encontrar la forma de introducir agua en el cuerpo de forma horizontal para que el agua entre por un extremo y salga por el otro.

limpiar cachimba

Para limpiar las paredes del mástil, utiliza un cepillo de cerdas largo que te permita introducirlo y limpiar su interior correctamente.

Desliza el cepillo hacia arriba y hacia abajo para frotar bien el interior. Una vez realizado esto enjuaga con agua el interior.

Para dejar el interior totalmente limpio, eliminar el mal olor y desinfectado, puedes verter un poco de zumo de limón exprimido en el interior y volver a frotar con el cepillo. Una alternativa al zumo de limón es utilizar bicarbonato.

Para limpiar los orificios de las válvulas, puedes utilizar un trapo húmedo y ayudarte de los dedos o algún objeto para limpiar el orificio.

Después deja el mástil en un paño seco para que escurra el agua y se seque.

Cómo limpiar la base de la cachimba

como se limpia la cachimba

Limpiar la base es una tarea que debemos realizar cada vez que utilizamos nuestra cachimba.

El primer paso es tirar el agua sucia que hay en el interior y enjuagar con agua limpia. Utiliza agua caliente para limpiar el orificio de entrada.

Podemos utilizar zumo de limón exprimido o bicarbonato para limpiar más a fondo la base y evitar que quede mal olor.

Al igual que para limpiar el cuerpo, utilizar un cepillo de cerdas, pero en este caso tiene que ser un cepillo grueso y corto para limpiar de forma adecuada las paredes y superficie de la base.

Después introduce agua limpia, agita el agua en el interior y vuelve a enjuagar la base con agua limpia.

Por último, escúrrela y déjala secar sobre un paño seco para eliminar toda la humedad que quede en el interior.

Cómo limpiar las pequeñas partes de la cachimba

A la hora de limpiar las partes pequeñas de la shisha debemos tener especial cuidado de no dañarlas o estropearlas, ya que de ser así no podremos formar la cachimba de nuevo de forma correcta.

Usa un estropajo y agua limpia para limpiarlas con cuidado y después sécalas correctamente con un trapo seco.